Actos delincuenciales llevan intranquilidad a la población de Moca; peligro aumenta de noche

moca

Moca, Espaillat. La inseguridad en las calles de muchos sectores de esta ciudad sigue preocupando a la población y a las propias autoridades.

Los constantes casos de ratería, atracos y robos, así como las dos últimas muertes en mano de la delincuencia ponen de manifiesto los niveles de incertidumbre que arropa a sus habitantes.

“Estamos inseguros y vivimos con miedo de salir a las calles. A las 8:00 de la noche estamos trancados en casa. La delincuencia nos está afectando demasiado, pero las autoridades no enfrentan la realidad”, aseguró el ebanista Yovanny García. Dijo asimismo que la falta de empleo ha contribuido al auge de la delincuencia. Narró que hay sectores en Moca, como Sal si Puedes y La Española, donde la Policía teme acudir por miedo a los narcotraficantes.

Para colmo las dos últimas muertes en mano de la delincuencia todavía no han sido esclarecidas por las autoridades del Ministerio Público y la Policía Nacional, según denunciaron familiares de las víctimas.

A un mes y doce días del asesinato de Betty Carolina Molina Sánchez, ocurrida en medio de un tiroteo entre bandas rivales en el barrio Viejo Puerto Rico, no hay una sola persona detenida con relación a este hecho.

Mientras que por el asesinato de Kelvin Reyes, ocurrido la noche del día 2 de este mes de agosto, tampoco hay un solo preso. Familiares sienten el temor que los dos crímenes queden impunes ante la lentitud del Ministerio Público y las autoridades policiales.

Los familiares acusan a la esposa del empresario Alfonso Lora, propietario de una agencia de vehículos en Estancia, y dicen que es motivado por una presunta demanda laboral. Se quejan de que la Policía y el Ministerio Público (MP) no hayan actuado eficientemente.

El fiscal titular de Moca y el gobernador provincial, José Aníbal Carela y Andrés Diloné Ovalles, reconocen que a pesar del esfuerzo de las autoridades, aún persisten hechos delictivos que perturban la paz de la ciudadanía.

“El país y el mundo viven una época donde la delincuencia ha generado malestar en la sociedad. Aquí tenemos posibles debilidades en aspectos de falta de equipos policiales y de más agentes. Si se maneja esa parte se puede combatir los hechos delictivos”, afirmó Carela.

Dijo que con frecuencia ocurren casos de raterías, como en otras ciudades del país. Sostuvo que desde el Ministerio Público se ha combatido el crimen organizado y el narcotráfico.

Por su lado, el gobernador Ovalles declaró que los problemas que se presentan en Moca y toda la provincia Espaillat siguen siendo una preocupación. Sostuvo que esta provincia es productiva y llena de gente buena. Dijo que en la provincia están unidos todos los sectores para crear una estructura que aporte un mayor nivel de seguridad.