Chóferes siguen sin respetar la nueva Ley de Tránsito

concho

Desde que se masificó el transporte público de pasajeros en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, debido a las grandes cantidades de personas que diariamente deben moverse a realizar sus actividades, los sindicatos que operan estas rutas han ocupado las principales esquinas y áreas verdes en toda la ciudad, creando un malestar en todo su entorno.

Cientos de destartalados carros y guaguas con igual número de choferes, desde tempranas horas de la mañana empiezan a reunirse en los lugares que ellos han escogido como control para salir a recorrer la ruta determinada. En su trayecto montarán y dejarán a las personas en cualquier lugar donde se pida parada, sin tener en cuenta ningún reglamento.

Llegarán a su destino, que de seguro será una esquina o área verde, que fue tomada sin ningún permiso de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) o los ayuntamientos. Hay que señalar que donde quiera que opera un control de guaguas o carros se arrabaliza todo su alrededor.

Y esto tiene una explicación, ya que todos los vehículos hasta que llegue su hora de salida son parqueados en cualquier lugar ya sea en plena vía o encima de las aceras, o en la grama del área verde. Y de inmediato todo el lugar de la parada se ve matizado por el ruido y el desorden de los chóferes que muchas veces discuten por cualquier motivo.

Estos lugares de partida o llegada de vehículos para hacer turnos no cuentan con ningún tipo de comodidades para los chóferes, ni espacios para el parqueo de los carros o guaguas que muchas veces necesitan de un chequeo o cambio de neumáticos. No hay agua, ni electricidad ni baños para hacer sus necesidades por lo cual orinaran en cualquier árbol o pared.

“Los chóferes más que nadie queremos que esto se resuelva. Yo debo pagar para estar en una ruta, y debo pagar 200 diarios, cada vez que concho. Ahora pregúnteme qué me da el sindicato a mí. Nada, ni una aspirina”, expreso de manera enfática y malhumorada un chófer de la ruta Villa Faro-Los Mina, que pidió reserva de su nombre “para que no me maten”.

Lo que dice la Ley
En cuanto al transporte de pasajeros, el Artículo 30 de la Ley no 63-17 explica: “El transporte público terrestre de pasajeros será considerado un servicio público y de interés público, regulado y gestionado por el Estado a través del INTRANT y los ayuntamientos”.

Además dice la misma disposición que todos los vehículos que se usaren en el transporte público de pasajeros, y en la prestación del servicio público de transporte terrestre de pasajeros se hará en aparatos que garanticen la seguridad de los usuarios y de los terceros. Esto nunca se ha cumplido y de seguro por ahora, tampoco se hará.

En pocas palabras todo carro, minibús, autobús o microbús o cualquier otro vehículo destinado al transporte de pasajeros deberá estar en perfectas condiciones. Lo extraño del caso es que según la misma ley las autoridades tendrán 10 años para sustituir el parque vehicular de la República Dominicana. ¿Pero cuántas cosas pasarán en esos diez años?

Terminales pasajeros

Hasta ahora solo el transporte interurbano cumple con las especificaciones sobre terminales de pasajeros, en algunos casos. Los Artículos 58 y 59 de la referida ley explican que los operadores de servicios de transporte público o privado urbano o interurbano de pasajeros deberán tener terminales de origen y destino.

Estas terminales serán aprobadas, reguladas y supervisadas por el INTRANT y los ayuntamientos, que autorizarán y certificarán su funcionamiento mediante licencias de operación, en coordinación con las alcaldías. Las terminales se podrán construir, administrar, operar, mantener y explotar mediante administración directa o bajo el régimen de concesión por el INTRANT o por los ayuntamientos.

Paradas obligatorias

Un nuevo sistema de paradas para carros y guaguas tanto del transporte público de pasajeros urbano e interurbano será instaurado en todo el país. Este sistema de paradas será obligatorio para los choferes del servicio público, y estos únicamente podrán montar y dejar pasajeros en las paradas o terminales habilitadas para estos fines.

Vida útil de vehículos

Según La Ley 63-17 en su Artículo 41 Los vehículos de motor para la prestación del servicio público de transporte de pasajeros y de carga deberán cumplir con la inspección técnica vehicular (antigua revista) y a partir del año de su fabricación, no podrán exceder en servicio los plazos que establezca la disposición.
Los vehículos livianos hasta cuatro pasajeros, tendrán una vida útil de quince años.

Los microbuses desde cinco hasta veinte pasajeros, su utilidad será de diecisiete años. Minibuses desde veintiuno hasta treinta y seis pasajeros, podrán dar servicio hasta veinte años. En cambio los autobuses de más de treinta y siete pasajeros, servirán por veinte y cinco años.

Además los vehículos pesados de carga se usarán por treinta años, las motocicletas de un pasajero, transitarán por diez años. Los vehículos que excedan los años de vida útil establecidos en este artículo no podrán obtener el marbete de inspección técnico vehicular, ni podrán operar como vehículos para el transporte público de pasajeros o de cargas.

Los chóferes

Será obligatorio, dice la ley en su Articulo 42, que los chóferes del transporte publico de pasajeros, incluido los taxistas, deberán usar una tablilla de identificación personal, que tendrá que ser colocada en el interior de vehículo. Además según la misma ley los chóferes destinados a este oficio no podrán tener más de 65 años.

En la actualidad

Ya han pasado cinco meses desde la entrada en vigencia de la nueva Ley 63-17 sobre Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial; y sin embargo muchos chóferes, conductores y peatones perciben que todo continúa igual, pues el caos y desorden en calles y avenidas parece empeorar cada día.
Cruzarse la luz roja de un semáforo, andar enganchado en una guagua, pararse donde quiera a tomar y dejar pasajeros, montar más de una persona en una motocicleta incluyendo niños, no usar el casco protector son de las violaciones que dieron luz a esta nueva ley.

También estacionar un vehículo en cualquier lugar, así como vender productos en plena vía, son otras de las medidas que motivaron esta nueva ley, sin embargo la infracciones siguen a cada instante sin que las autoridades y violadores de las regulaciones se den por enterado.

Algunas paradas

En el Distrito Nacional las paradas más congesationadas están en la avenida Ovando con Máximo Gómez, Duarte con 27 de Febrero, Duarte con calle 38 en los alrededores del Mercado Nuevo. También toda el área verde del trébol del kilómetro 9 en la John F. Kennedy con Luperón esta ocupada por chóferes y su base de operaciones. Debajo del elevado del kilómetro 12 con Carretera Sánchez se instala, decenas de “voladoras”.

La provincia Santo Domingo posiblemente sea la localidad con más paradas informales ya que todas las localidades y barrios importantes tienen sus rutas de carros y guaguas. Avenidas como la San Vicente, Carretera de Mendoza, Charles de Gaulle, Carretera Mella y Fernando de Navarrete, entre otras, viven con sus esquinas copadas de chatarras.

EL DATO

Nada concreto

El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), es el responsable de la planificación estratégica del servicio público de transporte terrestre de pasajeros, además diseñará o modificará las rutas existentes, a los fines de lograr el cumplimiento de los objetivos generales elaborados en la presente ley. Los precios del pasaje urbano e interurbano también serán establecidos por esta institución.