Ciudad mediterránea, cabecera del municipio de Baní y de la provincia Peravia

Consigna el historiador don Joaquín S. Incháustegui que la población de Baní se fundó el 3 de marzo de 1764 en un predio que los vecinos compraron a los dueños de Cerro Gordo en la suma de 370 pesos fuertes.

Entre los primeros pobladores se contaron familias procedentes de las Islas Canarias.

Un cuarto de siglo más tarde, o sea en 1789, los descendientes de aquellos isleños representan más de la mitad de una población de dos mil almas, según atestigua el referido historiador banilejo.

En el período de la España Boba, Baní fue parroquia del partido de Santo Domingo. La primitiva común, hoy municipio cabecera de provincia, fue erigida en 1822, al comienzo de la dominación haitiana.

En 1843 Baní fue incluida entre las comunes que constituyeron el cantón de Azua. Al año siguiente la Junta Central Gubernativa la convirtió en común del departamento de Santo Domingo. De ahí pasó a común de la provincia de Santo Domingo.

Esta última condición la mantuvo hasta que en 1861, al iniciarse el período de la Anexión, fue erigida en sede de tenencia del gobierno político y militar de Santo Domingo.

La jerarquía comunal la recuperó en 1865, al cesar la dominación española.

Al crearse la provincia Trujillo, fue Baní una de las comunes incluidas en el nuevo territorio.

Un decenio después, al inaugurarse la provincia Trujillo Valdés, actualmente Peravia, pasó a ser la cabecera de la nueva demarcación.

En el aspecto patriótico Baní fue escenario de la batalla de Las Carreras, librada contra el invasor haitiano en 1849.

En la misma provincia, dentro del área ocoeña, también se alcanzaron por lo menos dos victorias contra los haitianos. En una de esas acciones las mujeres lanzaban piedras contra el enemigo.

Baní fue, por otra parte, la porción dominicana que, encabezada por Máximo Gómez, aportó la mayor contribución a la independencia de Cuba.

Entre los primeros presidentes de la República se contó el banilejo Manuel de Regla Mota, quien ejerció en 1856.

Otros banilejos que ocuparon la Primera Magistratura fueron Marcos A. Cabral Figueredo y Eladio Victoria.

EN EL TIEMPO

1522
Ocurre el primer enfrentamiento entre españoles y negros esclavos, en el ingenio de Diego Colón, en Nizao.

1539
Fuenmayor dispone que a los regidores del cabildo de Santo Domingo se les pagara con la sal de las salinas de Puerto Hermoso, que fueron durante la conquista fuente de riquezas para los españoles.

1759
Don Pablo Romero, gobernador de Baní, luego de sufrir un secuestro junto a sus hijas en su residencia de Boca Canasta, buscó un lugar mucho más seguro y motivó a los vecinos del valle de Baní a que construyeran una villa.

1764
El 3 de marzo se fundó Baní en un predio que los vecinos compraron a los dueños de Cerro Gordo, por la suma de trescientos pesos fuertes, según el historiador José Gabriel García. Los principales dueños de Cerro Gordo fueron Francisco Báez y Bartolomé del Castillo.

1768
El gobernador español Manuel de Azlor y Urries envía una comunicación a la Corona, solicitando que al pueblo de Baní se le otorgue la categoría de villa.

1802
Ocurre una sublevación de negros esclavos que fueron combatidos por el general Juan Barón.

1844
En la primera división de la República Dominicana se consignó a Baní.

1863
Un soldado de la Restauración llamado José Varela, se pronunció en contra de los planes anexionistas del general Pedro Santana. En ese año ocurre la batalla de Guanal, en la cual los banilejos enfrentaron a tropas españolas anexionistas.

1944
Las secciones municipales de Pizarrete, Santana, Don Gregorio y Nizao, de la entonces común de Baní, pasan a ser parte del distrito municipal de Nizao. El 23 de diciembre, mediante ley 147, se crea la provincia de Baní.

1982
Por ley 701, del 26 de julio, queda conformada la provincia Peravia.

2000
El 6 de septiembre, al crearse la provincia San José de Ocoa, Sabana Larga y Rancho Arriba pasan a formar parte de su territorio.

1938
Por ley, del 20 de junio, la provincia Trujillo queda integrada por las comunes de San Cristóbal y Baní.

1974
Por ley 658 se crea la sección Sombrero. Un mes después, mediante ley 673, se constituye la sección Cañafistol.

1982
Por ley 701, del 26 de julio, queda conformada la provincia Peravia.

1989
Son creados los distritos municipales de Rancho Arriba y Arroyo Cañas. Dos años después se elevan a esa misma categoría Matanzas y Sabana Buey.

1997
Pizarrete queda elevado a distrito municipal. Un año después son elevadas a las misma categoría Santana, La Ciénaga y Paya.