• Narrow screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Auto width resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
  • default color
  • red color
  • green color
  • blue color

Las dificultades que enfrenta la Clase media
 La lucha de la clase media dominicana por mantenerse en su estatus social se acrecienta por factores como el costoso precio de la energía eléctrica; los precios de los combustibles; el importe de las matrículas y mensualidades en guarderías, escuelas y colegios; la subida de una canasta familiar integrada por artículos considerados imprescindibles y la carestía del entretenimiento, entre otros.

La definición simple de clase media es la de una población que ocupa el lugar intermedio entre las condiciones de pobreza y riqueza.
 
Sin embargo, hay un debate sobre sus características específicas en República Dominicana, pues el perfil de la clase media criolla no puede asemejarse ni a la europea ni a la norteamericana, aunque sí se acerca al modelo latinoamericano.

La clase media se mide por su prosperidad económica, su nivel de consumo, la posesión de un vehículo o dos de reciente fabricación y la propiedad de una vivienda que les proporcione la suficiente holgura, protección y comodidad.
 
A ello se suma un cierto reconocimiento profesional y una base educacional. Todas ellas son características que proporcionan estabilidad laboral con ausencia de esfuerzo físico en la vida cotidiana.

La Encuesta Nacional de la Fuerza de Trabajo publicada por el Banco Central indica que el ingreso promedio por persona/mes en República Dominicana es de RD$10,500, considerando un salario de RD$59 por hora.
 
Los cálculos hechos por expertos sobre estos datos, unidos a la evaluación de las necesidades de la clase media, reflejan que la distribución aproximada de los niveles sociales dominicanos sería de un 55/60% de clase baja, un 25/30% de clase media y un 10/15% de clase alta.

Según señaló el Banco Mundial, un millón y medio de dominicanos cayeron en la pobreza desde la clase media como resultado de la crisis financiera de 2003, y 670 mil de ellos se vieron forzados a reducir su consumo en la canasta familiar a niveles modestos. Para 2004, las familias de clase media y media-baja concentraban el 40% del ingreso nacional; las de media-alta y alta el 56%; y las de clase baja el 4%, informó el citado organismo.

En cuanto a su actitud social y política, los sociólogos afirman que la clase media en Latinoamérica apoya las reformas democráticas y se opone a gobiernos o programas radicales que igualen sus condiciones con las de la clase trabajadora.
 
Sus reivindicaciones se centran en el apoyo al crédito con tasas de interés bajas, las importaciones baratas, la prestación de servicios de calidad, la lucha contra la corrupción y el rechazo a la opresión fiscal.
 
Estos términos son compartidos por la clase media dominicana, a los que se suma el reclamo sobre el control de los precios y la inflación, según el sondeo realizado por El Caribe.

Los expertos en economía dominicanos afirman que el acceso al crédito en condiciones favorables es uno de los más importantes elementos para el crecimiento de los emprendedores, que son considerados como la base de los nuevos negocios y el mayor aporte para la clase media, junto con el colectivo de los profesionales.

Los principales reclamos de la clase media dominicana son una reforma del Estado que mejore la gobernabilidad y la contención del gasto, la mejora de la equidad fiscal, el fortalecimiento de los servicios básicos, a la vez que el establecimiento de un eficaz clima de negocios.

Los estudios sociológicos realizados por especialistas reflejan que, a diferencia de otros países, la aspiración legítima por progresar convierte a la política en un medio para aumentar los ingresos.
 
Una gran proporción de personas encuestadas por El Caribe opinan que miembros de clase baja se valen de su integración en la política para ascender a estratos sociales superiores, mediante la utilización y el manejo de fondos públicos.

Las fuentes consultadas para este informe resaltan la distorsión que se evidencia en la posesión de artículos de consumo y vehículos que no corresponden al estrato social al que pertenecen sus dueños.
 
Ello, según describen, da lugar a imágenes engañosas que no responden a la autenticidad de una clase social que aspira a ser reconocida como superior. Este síndrome social afecta a la clase media y baja.
 
Perspectiva económica
 
Ingresos mínimos en 2007
 
A comienzos de 2007, los ingresos mínimos para un hogar de clase media son estimados por economistas y sociólogos dominicanos en RD$735,000 anuales (RD$50,000 mensuales más regalía).
 
Si se suma la inflación alcanzada hasta hoy, esta cifra se elevaría a RD$785,000, siendo el modelo una familia integrada por ambos progenitores y dos o tres hijos.
 
Pos empleos por cada hogar
 
Según la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo publicada por el Banco Central, el ingreso promedio por hora trabajada en el país para abril de 2007, considerando a personas de edad comprendida entre 20 y 60 años, es de RD$59.53. Si se toman las 42.4 horas de trabajo semanal señaladas en el mismo estudio, se obtienen unos ingresos mensuales cercanos a RD$10,500.
 
Aún con el cálculo de dos ingresos en un mismo hogar por este importe –tanto sea por el trabajo de ambos cónyuges o el pluriempleo de uno de ellos- el hogar promedio dominicano no llega a una tercera parte de los ingresos de la clase media. Se hace necesario que al menos uno de los integrantes perciba más ganancias.
 
Definición marxista
 
Marx dijo que las clases no se definen por su poder, prestigio o riqueza, sino por su función en la producción. La clase media usa y posee medios de producción, es decir, aquellos bienes que no están destinados al consumo directo, sino que se utilizan para producir otros bienes.
 
Marx sostuvo que el intercambio económico permite a la clase media aumentar su dinero, a través de la explotación de la fuerza de trabajo de los obreros.
 
Predijo que la pequeña burguesía tendería a desaparecer, siendo absorbida en unos pocos casos por la alta burguesía, mientras que la mayoría pasaría a ser pobre. Sostuvo que es la clase bisagra entre la clase trabajadora obrera y la clase alta.
 
El autor de la teoría del marxismo dijo que los poderosos dictan las normas que aplica la clase media.
 
Visión weberiana
 
Max Weber dijo que la sociedad tiene tres dimensiones: la económica, la política y la social. La clase media no suele disponer de suficiente capital como para dedicarse simplemente a recibir los intereses que produce el dinero depositado en los bancos, sino que debe implicarse en la gestión del dinero en el mercado, como comerciante o industrial de pequeña escala.
 
Para este ideólogo, la clase media se caracteriza por las oportunidades que se abren a sus miembros gracias a que poseen determinados bienes, los cuales explotan en el mercado para mantener su nivel de vida, su consumo y las facilidades que la sociedad les ofrece.
 
El modelo de Max Weber explica que la clase media es la que suele tener influencia en el ámbito de la política dentro de una sociedad desarrollada.
 
Banner
Banner
Banner
Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Compártenos en la Red

Provincias

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com