Lechoza PDF Imprimir Correo electrónico
El nombre científico de la lechosa es Carica Papaya y forma parte de la familia de las Caricáceas. Más que un árbol, los conocedores de la materia, indican que esta planta puede considerarse como una herbácea gigante, pues su tronco es casi herbáceo.

El tamaño de este árbol puede oscilar entre los 3 y los 8 metros de altura, crece rápidamente y posee una vida corta. Algunos autores señalan que es originaria del Perú, aunque la idea general es que es un árbol tradicional del continente americano.


Está formado por hojas de color verde oscuro que pueden tener hasta 80 centímetros de longitud; y por flores de color amarillo formadas por cinco pétalos.

El árbol de la lechosa puede crecer en tierras calientes con climas tropicales. El calor y la humedad son condiciones fundamentales para que este árbol pueda desarrollarse.

La lechosa, fruto del árbol tiene forma globular, es carnoso y su peso puede oscilar entre el medio kilo y los siete kilos. Es verde por fuera y por dentro cuando madura tiene color naranja. Posee una gran cantidad de semillas negras (hasta 400 por fruto) Posee vitamina A, B, C y D.

Dentro de sus bondades alimenticias se destaca su poder para combatir el estreñimiento, tiene propiedades digestivas, activa los jugos pancreáticos, puede ayudar a la cicatrización e incluso dicen que en grandes dosis puede ayudar como anticonceptivo.

La lechosa posee una enzima llamada papaína, usada en la industria de la alimentación, la cosmética y la farmacéutica. La papaína tiene la cualidad de ablandar las carnes, es por ello que se recomienda esta fruta para personas que tienen problemas para la digestión, particularmente al experimentar inconvenientes con la secreción de jugos pancreáticos. Incluso, se recomienda como postre cuando la comida ingerida tuvo una carga muy alta de proteínas.

La papaína también es utilizada como ayuda para diluir tumores cancerosos y linfáticos.

Consejos medicinales
La lechosa se utiliza de variadas formas para combatir diferentes males. Algunos de ellos son:
•Para eliminar el estreñimiento se debe comer lechosa en ayunas con un poco de sal.
•Su uso como anticonceptivo ha sido un asunto muy discutido. Por ejemplo, se dice que las mujeres de la India la consumen en grandes cantidades y su capacidad reproductiva es menor que en otros países. Investigadores del tema indican que puede ser por dos razones: su consumo inhibe la secreción de la hormona progesterona y las semillas de la lechosa estimulan la contracción uterina.
•Para combatir las lombrices intestinales se recomienda tomar una cucharada de sus semillas, molerlas y mezclarlas con alguna bebida.
•Se recomienda comerla o licuarla en jugo para contrarrestar inflamaciones en el hígado, riñones y ovarios.
•Untar jugo de la lechosa verde sobre los pechos de una madre que está amamantando, la puede ayudar a aumentar su secreción de leche.
•También puede ser usada para eliminar verrugas de la piel, e incluso para mejorar la cicatrización.
•El jugo puede ayudar para mejorar la tos en los tísicos.